26 septiembre 2008

Pequeños grandes jugadores


Tras unas gratificantes vacaciones estamos de vuelta para volver a disfrutar con nuestro deporte favorito. Son fechas difíciles, los niños llegan con fuerza pero un poco descentrados por los meses de descanso.

En estos principios es cuando me pregunto hasta donde se puede entrenar a un niño. Según yo creo, muchas veces olvidamos que los niños son exactamente eso, niños. Es decir, no son adultos y por lo tanto no podemos pretender que entrenen como tales. La experiencia que he adquirido en el tiempo que llevo entrenando me dice que hacerles correr durante 20 minutos no les aporta nada. El físico no es algo tan importante para ellos, ya que sus cuerpos todavía tienen que cambiar y ya tendran tiempo de moldearlo despues. Creo que se deben suprimir esos ejercicios por otros que les aporten mucho mas tecnicamente como por ejemplo ejercicios de motricidad, conducción o pase. La motricidad es uno de los aspectos mas importantes a trabajar hoy en dia debido a que los niños no hacen tanto ejercicio como antes y pasan mas tiempo en la consola. Todo lo que consigamos cambiar ahora sus movimientos le sera muy util para progresar como futbolista.
Digo todo esto porque he visto varios casos en los que a mi entender se trata a estos niños como autenticos futbolistas y creo que es un error. Debemos saber como es el equipo que entrenamos y las limitaciones que tiene tanto en juego como en edad. Mi opinion sobre el futbol escolar es "Aprender y divertirse", lo demas ya llegara más adelante.

1 comentario:

Andoni Bom´bín dijo...

Los pilares de cualquier proceso formativo es el aprendizaje y la diversión como tu bien dices, si conseguimos que estos dos conceptos vayan dados de la mano lo resultados pueden ser espectaculares.